Glaucoma, causas y tratamiento
Glaucoma, causas y tratamiento
Artículo

Mayor riesgo de glaucoma cuando sube la presión ocular

Sufrir caídas por no poder ver los escalones al bajar puede ser indicio de glaucoma, enfermedad que suele dañar el sentido de la vista. En el Día Mundial del Glaucoma (12 de marzo), conoce las causas de esta afección ocular y por qué se relaciona con el aumento de la presión en los ojos.

¿Qué pasa cuando sube la presión ocular?

Aparece poco a poco mientras va reduciendo el campo visual. Así avanza el glaucoma, enfermedad que se produce cuando se acumula fluido en la parte delantera del ojo y eleva la presión intraocular, lo que daña seriamente el nervio óptico.

Cabe señalar que el nervio óptico está compuesto por infinidad de fibras nerviosas que conectan la retina al cerebro, lo que permite tener buena visión.

Día Mundial del Glaucoma

En la parte delantera del ojo se encuentra la llamada cámara anterior, donde un líquido claro entra y sale continuamente para humectar los tejidos a su alrededor. El líquido sale de la cámara anterior a través del ángulo abierto, donde se unen la córnea y el iris.

También te puede interesar: Un vistazo a los cuidados oculares

Cuando el líquido llega al ángulo fluye a través de una red o malla esponjosa hasta salir del ojo; si se acumula, la presión ocular aumenta hasta niveles que pueden dañar seriamente al nervio óptico y causar glaucoma (de ángulo abierto).

De ahí la importancia de controlar la presión de los ojos de manera regular, sobre todo, en individuos mayores de 40 años, con antecedentes de la afección en la familia, diabetes, migraña y/o presión alta, ya que tienen más riesgo de glaucoma.

Medición de la presión ocular

Medida en milímetros de mercurio (mm Hg), la presión intraocular (PIO) normal puede ir de 12 a 22 mm Hg.  

Expertos señalan que cuando la PIO excede los valores normales (superior a 22 mm Hg), pero no existen síntomas de glaucoma, debe hablarse de hipertensión ocular.

Los principales síntomas de glaucoma de ángulo abierto comprenden:

  • Pérdida lenta de la visión lateral (periférica).
  • La persona siente como si estuviera viendo a través de un túnel.
  • La visión central (hacia el frente) puede disminuir hasta perderse por completo.
  • Los síntomas pueden desarrollarse en uno o ambos ojos.

El médico detecta el glaucoma mediante un examen completo de los ojos que incluye:

  • Prueba de agudeza visual y campo visual.
  • Examen con dilatación de pupilas.
  • Tonometría (mide la presión del ojo).
  • Paquimetría (el oculista aplica una gota en el ojo para adormecerlo y utiliza un instrumento de ondas ultrasónicas para medir la densidad de la córnea).

Tratamiento para glaucoma

Cuando la enfermedad se identifica y trata a tiempo, permite al paciente proteger sus ojos contra una seria pérdida de la visión.

En general, el glaucoma se controla mediante gotas para los ojos que se aplican a diario, con el fin de disminuir la presión intraocular; algunos de estos medicamentos lo hacen reduciendo la cantidad de fluido acuoso que produce el ojo, mientras otros bajan la presión ayudando a que el líquido atraviese mejor el ángulo de drenaje.

Asimismo, el médico puede recurrir a dos procedimientos para tratar el glaucoma y ayudar a expulsar el humor acuoso del ojo:

  • Cirugía con rayo láser.
  • Cirugía en quirófano.

Toda persona con glaucoma debe saber que el tratamiento será exitoso si sigue al pie de la letra las indicaciones del médico, ya sea en cuanto a la administración del fármaco, como en la medición frecuente de la presión dentro del ojo.

Es importante enfatizar que, aunque no se cura, el glaucoma es enfermedad que puede tratarse; gracias a los avances médicos actuales, su progresión puede ser tan lenta que el paciente note cambios en la visión hasta después de varios años en que se detectó el daño en el nervio óptico.

En el Día Mundial del Glaucoma recuerda que la detección oportuna de glaucoma puede evitar que el paciente pierda su independencia y mantenga buena calidad de vida.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico