Caries dentales en personas con diabetes, ¡foco rojo!
Caries dentales en personas con diabetes, ¡foco rojo!
Artículo

Caries dentales en personas con diabetes, ¡foco rojo!

La caries dental aqueja a gran parte de la población mundial, sin embargo, en personas con diabetes cobra vital importancia, ya que eleva el riesgo de adquirir padecimientos que comprometen su vida. Si es tu caso, evita problemas teniendo adecuados hábitos de higiene bucal.

Manifestaciones bucales de la diabetes

Personas que no controlan adecuadamente sus niveles de azúcar en sangre pueden favorecer el avance de la placa dentobacteriana. Si ésta no se elimina, suele convertirse en sarro, cuya acumulación complica una limpieza dental completa, a menos que la haga un especialista. 

Esta situación crea ambiente propicio para el surgimiento de padecimientos bucales, además, la diabetes disminuye la resistencia a infecciones y la capacidad de cicatrización, por lo que puede retardar el proceso de curación de cualquier alteración bucal, entre las que encontramos: 

  • Enfermedad periodontal: el periodonto (tejido que rodea y da soporte a los dientes) está provisto de muchos vasos sanguíneos. Como consecuencia, los daños microvasculares que sufre son directamente proporcionales al daño crónico en el resto del organismo debido a descontrol metabólico (cambios químicos y biológicos que se producen continuamente en las células vivas).
  • Gingivitis: sensibilidad, sangrado e inflamación de encías.
  • Halitosis: mal aliento.
  • Infecciones en tejidos blandos de la boca, como candidiasis (lesiones aterciopeladas y blanquecinas en boca y lengua causadas por hongos), úlceras o fisuras linguales y lengua saburral (capa blanquecina que se crea sobre este músculo). 

El desarrollo de estas afectaciones puede deberse a xerostomía (boca seca), a lenta cicatrización y a la alteración de la respuesta inflamatoria en personas con diabetes. 

Caries y diabetes: causas y efectos

La desmineralización de la superficie dental afecta a gran parte de la población, especialmente a quienes tienen diabetes, cuyas alteraciones periodontales y salivares son capaces de aumentar el riesgo de padecer caries recurrentes. De no tratarlas, debilitan al diente y pueden producir fractura. 

Debido a que las bacterias tienen mayor posibilidad de sobrevivir y dañar el esmalte dental cuando hay alto nivel de glucosa, la caries podría ser consecuencia directa de hiperglucemia (cifras elevadas de azúcar en sangre). Adicionalmente, la xerostomía común en personas con diabetes, también facilita la acumulación de placa dentobacteriana. 

La caries dental se convierte en amenaza cuando existe diabetes debido a que puede ocasionar pérdida de dientes y llevar al uso de prótesis dentales, las cuales suelen causar deficiencias nutricionales y problemas psicológicos y sociales, deteriorando la calidad de vida. 

Además, se pueden producir infecciones severas de difícil control, como abscesos apicales (pus en el centro del diente), que llegan a propagarse a otras áreas del cuerpo y causar abscesos cerebrales, endocarditis (inflamación de válvulas cardiacas) o neumonía. 

Cómo evitar caries dental en personas con diabetes

Caries y diabetes son una mala combinación que puede evitarse con las siguientes acciones: 

  • Visitar al odontólogo al menos cada 6 meses e informarle que se tiene este trastorno.
  • Realizar cepillado dental al menos 2 veces al día con pasta que contenga flúor y cepillo de cerdas suaves y puntas redondas (hay que sustituirlo cada 3 meses), empleando cuidadosa técnica para evitar lesiones.
  • Cepillar la superficie de la lengua, donde se acumulan bacterias.
  • Utilizar hilo dental una vez al día.
  • Emplear enjuague bucal 2 veces al día puede ayudar a eliminar los gérmenes causantes de halitosis y placa dentobacteriana.
  • En caso de prótesis dental, informar al dentista si existen molestias o dolor de encías.
  • Revisar la boca con regularidad y acudir al dentista en caso de molestias como encías sangrantes, xerostomía, dolor, parches blanquecinos en lengua o mal aliento, a fin de tratar las infecciones dentales de inmediato.
  • Llevar control y registro de los niveles de azúcar en sangre, triglicéridos y colesterol.
  • Dejar el cigarro, ya que agrava lesiones o enfermedades bucodentales. 

Las manifestaciones bucales de la diabetes pueden reducirse con buen control glucémico, higiene bucal adecuada y revisión constante de la boca, a fin de disminuir el riesgo de padecer caries y ayudar a conservar la calidad de vida. 

Fuentes:

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico