Imagen
Losartán ¿para qué sirve?
Principios Activos

Losartán ¿para qué sirve?

El losartán es un antihipertensivo que ha demostrado prevenir enfermedades y complicaciones relacionadas con el incremento de la presión arterial. Sigue leyendo para saber más del Losartan, para qué sirve y cómo se usa.

También te puede interesar: Presión arterial variable, nueva amenaza de infarto

Como parte de los medicamentos llamados antagonistas del receptor de la angiotensina II, el losartán bloquea la acción de esta hormona que contrae los vasos sanguíneos para permitir que la sangre circule mejor sin forzar al corazón.

Beneficios

Gracias a la acción del Losartán, sirve para:

  • Prevenir lesiones en los riñones (especialmente en pacientes con diabetes tipo 2).

También te puede interesar: Mitos sobre hipertensión arterial

  • Reducir el riesgo de derrame cerebral.
  • Parte del tratamiento de la hipertrofia ventricular izquierda (ensanchamiento de las paredes del lado izquierdo del corazón).

¿Cómo usar Losartán?

Su presentación es en tabletas orales y se toman entre una o dos veces al día, dependiendo de la indicación médica y el gramaje.

Para evitar alteraciones, toma losartán todos los días a la misma hora y, si se te pasa una vez, tómalo inmediatamente; si falta una hora o menos para la siguiente toma, espérate hasta esa hora para no duplicar la dosis.

No cambies la dosis ni la frecuencia con que tomas losartán, a menos que tu médico lo indique.

Resultados

Aunque muy efectivos, los resultados de tomar losartán no son inmediatos. Es común que los pacientes sientan debilidad y mareos la primera semana  debido al descenso de la presión.

Los resultados de tomar losartán tardan de 3 a 6 semanas. No detengas el tratamiento hasta que tu médico lo indique.

Contraindicaciones

No se recomienda consumir losartán durante el embarazo o lactancia ya que puede provocar malformaciones o abortos espontáneos.

Efectos secundarios

Como todo medicamento, el losartán, aún tomándolo correctamente, puede tener algunos síntomas como:

  • Mareo.
  • Aturdimiento.
  • Cansancio.

Esto se debe a los cambios en la presión arterial que causa losartán. Coméntale a tu médico si los síntomas aumentan o se presentan algunos más graves como:

  • Acidez estomacal.
  • Dolor y calambres en las piernas.
  • Desmayos.
  • Dificultad para respirar.

Indicaciones adicionales

Para mejores resultados, lo ideal es acompañar el tratamiento con losartán con las siguientes medidas:

  • Dieta baja en grasas y sal.
  • Hacer ejercicio al menos 30 minutos diarios (si el médico lo autoriza)
  • Dejar de fumar y no mezclar el losartán con bebidas alcohólicas.

Ahora que sabes qué es el losartán y para qué sirve, acude a tu médico para tratar tu caso particular.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico