Itraconazol, ¿cómo se usa este medicamento?
Principios Activos

Itraconazol, ¿cómo se usa este medicamento?

 El itraconazol es medicamento agrupado dentro de la clase de antimicóticos llamados triazoles; funciona retrasando el crecimiento de los hongos causantes de infecciones, por ejemplo, en pulmones, uñas de los pies y candidiasis de boca y garganta o el esófago.

También te puede interesar Micosis

¿Cómo se usa el itraconazol?

El itraconazol se encuentra en distintas presentaciones y formas de uso.

Cápsulas: se usa para casos de infecciones micóticas en pulmones que se pueden propagar a todo el cuerpo.

  • Tabletas: se utilizan en el tratamiento de infecciones micóticas en las uñas.
  • Tabletas y cápsulas de itraconazol: se utilizan para infecciones por hongos en las uñas de los pies.
  • Solución oral de itraconazol: es útil para tratar candidiasis de la boca y garganta o el esófago.

Las presentaciones de itraconazol se deben tomar por vía oral.

Si se toman cápsulas de itraconazol para infecciones micóticas de los pulmones, se sugiere ingerirlas durante o justo después de una comida completa o 2 veces al día durante 3 meses, al menos.

Si el uso de itraconazol es para tratar infecciones micóticas de las uñas de los pies, el fármaco debe tomarse 2 veces al día con una comida durante una semana.

En este caso, es importante señalar que probablemente las uñas no se vean muy saludables hasta que crezcan nuevas uñas; de hecho, puede tomar hasta 6 meses para que crezca una uña nueva de las manos y hasta 12 si se trata de las uñas de los pies.

La solución oral de itraconazol se toma, por lo general, con el estómago vacío una o dos veces al día, durante 1 a 4 semanas.

Efectos secundarios de itraconazol

El itraconazol puede ocasionar efectos secundarios distintos, como:

  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Flatulencia o distensión abdominal.
  • Acidez.
  • Sabor desagradable.
  • Hemorragia en encías.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Sudoración.
  • Dolor muscular o debilidad.
  • Dolor de articulaciones.
  • Reducción en el deseo y capacidad sexual.
  • Nerviosismo.
  • Depresión.
  • Secreción nasal.
  • Fiebre.
  • Pérdida de cabello.

En ocasiones, los efectos secundarios pueden ser graves, por ejemplo:

  • Visión borrosa o doble.
  • Zumbido en los oídos.
  • Incapacidad para controlar la micción u orinar más de lo usual.

¿Cuándo llamar al médico?

Ante la presencia de cualquier efecto secundario, es indispensable informar al médico.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico