Principios Activos

Azitromicina ¿para qué sirve?

La azitromicina es un antibiótico de amplio espectro. Si tu médico te lo prescribe, continúa leyendo y conoce más sobre la azitromicina, para qué sirve y sus contraindicaciones.

De la familia de los antibióticos llamados macrólidos, la azitromicina es un fármaco sintetizado a partir de la eritromicina.

Ataca a las bacterias que causan infecciones, reduciendo su número y el área de infección.

Infecciones

La azitromicina sirve para tratar o, en algunos casos, curar infecciones: 

  • De transmisión sexual: como clamidia y gonorrea cuando está en etapas tempranas y sin complicaciones.
  • De vías respiratorias: tales como faringitis, amigdalitis, bronquitis y neumonía bacteriana.
  • De vías urinarias y genitales: especialmente uretritis y cervicitis.
  • De piel y músculos: como miositis (músculo), foliculitis (folículos) y ectima (causada por estafilococos).
  • En los ojos: como la conjuntivitis bacteriana.
  • Infecciones oportunistas: aquellas que afectan en una persona con un sistema inmunológico débil, como pacientes con VIH, con desnutrición o en tratamientos oncológicos.
También te puede interesar: Antibióticos, ¿pueden causar alergia?

Presentación

La azitromicina tiene 4 presentaciones:

Gotas oftálmicas

 Aplica el número de gotas con la frecuencia que indique el médico. Lava tus manos antes y después de la aplicación.

Durante el tratamiento con azitromicina evita los productos para los ojos, lentes de contacto, lágrimas artificiales o remedios caseros que tengan contacto con ojos y/o párpados.

Tableta

Tómala de la forma que indique tu médico, usualmente será dos veces al día durante 5 días.

Suspensión para administración oral

La más usual para uso pediátrico, utiliza un medidor farmacéutico para tomar la dosis correcta. Agita el envase antes de servirlo y mantenlo a temperatura ambiente.

Solución para inyección

Se administra por vía intravenosa y normalmente es la opción más recomendada para pacientes hospitalizados. Debe ser administrado por un profesional de la salud.

¿Quiénes pueden tomar azitromicina?

Uso pediátrico: En pacientes mayores a un año en la dosis y frecuencia que el médico indique.

Embarazo y lactancia: no se recomienda usar azitromicina. Si sospechas que estás embarazada, avísale a tu médico.

Enfermedades: La azitromicina está contraindicada en personas con problemas en hígado, riñones, corazón con trasplantes de órganos, trasfusiones de sangre recientes o pacientes en tratamiento con radio y quimioterapia.

Indicaciones

  • Toma siempre la misma dosis a la misma hora.
  • Nunca te automediques con azitromicina.
  • No dupliques la dosis si olvidaste una toma.
  • No dejes de tomar azitromicina antes de que el tratamiento acabe.
  • Jamás tomes azitromicina con alcohol.
  • Avisa a tu médico todos los tratamientos o padecimientos que tengas antes de iniciar tu tratamiento con azitromicina.

Ahora que conoces la azitromicina, para qué sirve y sus indicaciones de uso, ¡cuídate! y comunícale a tu médico cualquier síntoma o malestar que sientas.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico