Deficiencia de vitamina A
Deficiencia de vitamina A
Artículo

Deficiencia de vitamina A, conoce sus signos y cómo tratarla

De todos los que requieres, este nutriente es esencial para la visión y la piel, aunque pocas veces valoramos su importancia. Conoce lo que ocurre en tu cuerpo cuando enfrenta deficiencia de vitamina A, sus signos y síntomas. ¡Toma tus precauciones!

Causas de deficiencia de vitamina A

La vitamina A (retinol) es necesaria para el funcionamiento de las células nerviosas sensibles a la luz (fotorreceptores) presentes en la retina del ojo; sin embargo, no es su única labor, también ayuda a mantener saludables la piel y el revestimiento de los pulmones, del intestino y vías urinarias, además de protegerte contra infecciones.

También te puede interesar: Retina

Especialmente en el caso de la salud visual, esta vitamina liposoluble es de vital importancia.

Para ver todo el espectro de luz, el ojo debe producir ciertos pigmentos que ayudan al correcto funcionamiento de la retina y para ello necesita vitamina A, de lo contrario, no "fabrica" estos pigmentos, lo cual ocasiona visión escasa en la noche o con luz tenue, es decir, ceguera nocturna.

Ceguera nocturna

Entre las causas de deficiencia de vitamina A se encuentran:

También te puede interesar: Siete mitos sobre salud visual

  • Dieta que ha sido deficiente en vitamina A durante largo tiempo.
  • Problemas de absorción intestinal. Los trastornos que alteran la absorción intestinal de las grasas pueden reducir la absorción de vitamina A y elevar el riesgo de carencia de esta sustancia. Algunos ejemplos son diarrea crónica, celiaquía, fibrosis quística, trastornos del páncreas y obstrucción de las vías biliares e incluso, una cirugía del intestino o páncreas puede ser la causa.
  • Enfermedades del hígado. Las alteraciones hepáticas también pueden interferir en el almacenamiento de vitamina A, que en gran parte de almacena en este órgano.

Déficit de vitamina A y sus signos

Quien sufre problemas con la conducción en las noches, para ver las estrellas en el cielo nocturno o caminar a través de un cuarto oscuro (¡como en el cine!), puede ser debido a la ceguera nocturna.

Déficit de vitamina D dificulta la conducción por las noches

En particular, las mujeres embarazadas pueden sufrir ceguera nocturna por deficiencia de vitamina A, condición también daña su sistema de defensas (inmunitario) y aumenta la probabilidad de morir por diarrea, sarampión o malaria.

Sin embargo, no son los únicos signos derivados del déficit de vitamina A en el ser humano; el cuerpo también requiere esta sustancia para nutrir la córnea o producir la humedad (suficiente) que mantenga los ojos debidamente lubricados, lo que puede conducir a xeroftalmia, es decir, sequedad de los ojos.

Según datos de la Academia Americana de Oftalmología, la deficiencia de vitamina A es la principal causa de ceguera evitable en los niños a nivel mundial; de hecho, los cálculos refieren que entre 250 mil y 500 mil infantes pierden la vista por completo debido a esta carencia (la mitad de ellos fallecen menos de un año después de haber quedado ciegos).

Se sabe que la xeroftalmia, por ejemplo, aparece casi siempre en infantes que viven en pobreza, de ahí que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) la considere enfermedad relacionada con el bajo nivel socioeconómico, numerosos trastornos infecciosos y parasitarios (con frecuencia, relacionados con saneamiento y suministro de agua insuficientes), entre otros factores.

Xeroftalmia en niños

Otros problemas de salud derivados de la deficiencia de vitamina A incluyen:

  • Resequedad en piel (se vuelve seca y escamosa).
  • El revestimiento de pulmones, intestino y vías urinarias se hace más grueso y se endurece.
  • Aumenta el riesgo de infecciones debido a que el sistema inmunitario no funciona correctamente.
  • En niños, el crecimiento y desarrollo puede hacerse lento.

Tratamiento para déficit de vitamina A

La deficiencia de vitamina A se diagnostica mediante examen ocular, revisión de los antecedentes médicos y, por ejemplo, un examen de la sangre.

Para prevenir problemas, los médicos recomiendan ingerir gran cantidad de verduras de hoja verde, frutas de color amarillo y naranja (naranjas y papaya, por ejemplo), zanahorias y verduras de igual tono.

Otras fuentes de vitamina A son:

  • Leche.
  • Cereales enriquecidos con vitamina A.
  • Hígado.
  • Yema de huevo.
  • Aceites de hígado de pescado.

A propósito, los carotenoides que dan a frutas y verduras ese vivo tono amarillo, naranja o rojo, y que luego se convierten en vitamina A en tu cuerpo, se absorben mejor si consumes estos alimentos cocidos y acompañados con un poco de grasa o aceite.

Igualmente, el médico puede recomendar al paciente altas dosis de suplementos de vitamina A durante determinado periodo hasta conseguir que la visión y la piel mejoren, desde luego, realizando al mismo tiempo revisión para identificar si se están consiguiendo los efectos deseados.

Tomando en cuenta que la vitamina A que cada persona requiere depende de su edad y etapa reproductiva, es indispensable que antes de incluir suplementos vitamínicos en tu vida, acudas al médico. ¡Cuida tu salud e identifica posibles síntomas de deficiencia de vitamina A!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Lun, 22/07/2019 - 12:15