Acrilamida, por esto es peligrosa para tu salud
Acrilamida, por esto es peligrosa para tu salud
Artículo

Acrilamida, por esto es peligrosa para tu salud

Si te encantan las papas fritas, galletas o panes, debes saber que uno de sus ingredientes tiene mala fama, por lo que más vale evitar su consumo.

También te puede interesar Papas fritas, ¿por qué dañan la salud?

Conoce qué es la acrilamida y por qué puede dañar tu salud.

Acrilamida en los alimentos

La acrilamida (identificada por primera vez en 2002) es una sustancia que se forma durante el proceso de fritura y horneado en alimentos con gran proporción de carbohidratos.

Desde hace tiempo, se emplea para producir papel, tintes y plásticos, así como para tratar aguas residuales o fabricar adhesivos, envases de alimentos y ¡cigarros!

Igualmente, la encontramos en la comida, es decir, puede producirse cuando las verduras que contienen el aminoácido asparagina (papas, por ejemplo), se calientan a altas temperaturas en presencia de azúcares naturales (como dextrosa).

De hecho, la acrilamida es la que brinda el color y sabor característicos a productos sometidos a altas temperaturas durante tiempo prolongado, entre los que encontramos papas fritas, galletas o panes, tanto elaborados a nivel industrial como en casa, pues se ha comprobado que a partir de los 100°C (temperatura que puede alcanzarse en una cocina doméstica), ya se forma esta sustancia.

Acrilamida en alimentos
Entre mayor temperatura alcanza la cocción, es mayor el contenido de acrilamida.

En la lista de alimentos que son fuente de acrilamida también aparecen:

  • Cereales para el desayuno.
  • Aceitunas negras en lata.
  • Jugo de ciruela.
  • Café.

¿Qué es la acrilamida y por qué se relaciona con cáncer?

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos, estudios han encontrado que la exposición a la acrilamida incrementa el riesgo de varios tipos de cáncer, aunque las investigaciones en seres humanos no han identificado evidencia al respecto.  

Sin embargo, la acrilamida está considerada un producto potencialmente cancerígeno para el ser humano. De ahí que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), diera a conocer (2009) ciertas normas para mejorar la inocuidad de los alimentos.

Así, recomendó nuevas estrategias para reducir la acrilamida de los alimentos, modificando, por ejemplo, el procesado y calentado de los alimentos, así como la adición de otros ingredientes.

Los expertos aseguran que la población en general está expuesta, a través de la dieta, a una dosis de acrilamida media diaria de 0.85 microgramos por kilo de peso, lo que no necesariamente significa un peligro inminente para la salud debido a que esta sustancia se biodegrada con rapidez y no se acumula en tejidos (adiposos).

No obstante, la abundancia de papas fritas, galletas y panes en la alimentación, generalmente nos hace pensar en hábitos poco saludables.

Por tanto, ahora que sabes qué es la acrilamida, sería conveniente reducir su presencia en tu dieta, lo cual beneficiará tu nutrición y mejorará el control de peso.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 27/02/2019 - 15:13