Alimentos alcalinos contra coronavirus
Alimentos alcalinos contra coronavirus
Artículo

Alimentos alcalinos protegen contra el coronavirus, ¿cierto?

Cuando se habla de dietas para defendernos contra enfermedades, surgen dudas y mitos que pueden comprometer la salud. Conoce si es verdad que los alimentos alcalinos protegen contra el coronavirus antes de tomar cualquier decisión sobre tu dieta.

También te puede interesar: Agua alcalina, ¿necesitas consumirla para cuidar tu salud?

Alimentos alcalinos, ¿arma contra covid?

Alimentos contra coronavirus

A diario, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que la mejor forma de protegernos contra el coronavirus consiste en practicar higiene respiratoria y lavarnos las manos constantemente, así como mantener distancia física (un metro, al menos), con las demás personas y usar cubrebocas.

Como verás, entre sus recomendaciones nunca incluye indicaciones sobre alimentos que “ayuden” a tratar el virus o a detener los contagios, lo que nos hace pensar en que, simplemente, no existen.

Por ello, cuando alguien te diga que para protegerte del SARS-C0V-2 “conviene consumir alimentos alcalinos”, agradece que se preocupe por ti, pero descarta su consejo porque carece de respaldo científico.

Alimentos... ¿alcalinizan el organismo?

Aunque han cobrado fuerza a través de redes sociales, los mensajes que animan a consumir alimentos alcalinos con un pH (potencial de hidrógeno) elevado para eliminar el coronavirus o evitar el contagio desvirtúan los valores reales de la alcalinidad y su importancia en la dieta.

Se han detectado textos supuestamente avalados por la ciencia afirmando que “para vencer al virus, debemos consumir más alimentos alcalinos, es decir, cuyo pH esté por encima del que posee el virus”, entre los que destacan naranja, mandarina, mango, limón, piña, ajo y aguacate.

Quienes difunden esta idea no sólo han adjudicado valores de pH erróneos a los alimentos mencionados, también se basan en la teoría de que las dietas alcalinizantes ayudan a prevenir el cáncer, lo cual supone que las células cancerosas sobreviven con mayor facilidad en ambientes ácidos.

En otras palabras, asumen que un cuerpo alcalino puede prevenir esta enfermedad y muchas más.

¿Qué dice la ciencia?

Especialistas del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer han advertido la falta de validez científica: “Los estudios que concluyeron que las células cancerosas prosperan en escenarios altamente ácidos se realizaron en un entorno de laboratorio. Sería casi imposible alterar el ambiente celular para crear una atmósfera menos ácida en nuestro cuerpo; por ejemplo, el estómago requiere ser muy ácido para favorecer una digestión adecuada, por tanto, no conviene que sea más alcalino”.

Por su parte, el Centro de Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas (Estados Unidos) también descarta la posibilidad de que los alimentos consumidos puedan alterar los niveles de pH de la sangre.

“El pH del cuerpo está estrictamente regulado. Si cambia la dieta, es posible que se vean cambios en el nivel de acidez/alcalinidad de la saliva u orina porque son productos de desecho, pero no hay forma de que una persona pueda comer suficientes alimentos alcalinos que afecten su sangre”.

Dieta equilibrada, útil en todo momento

Dieta equilibrada y nutrientes

La mejor defensa contra infecciones está en una dieta variada y equilibrada.

Datos de la OMS señalan que la desnutrición, es decir, la carencia de vitaminas y minerales, impide el desarrollo saludable y daña la productividad del ser humano toda la vida.

Por el contrario, la presencia de vitaminas y minerales en la dieta es esencial para mejorar la inmunidad, esto es, las defensas del organismo y la fuerza con que pelea contra virus o bacterias.

De ahí la importancia de llevar dieta saludable y equilibrada para cuidar la salud, sin caer en el error de consumir solamente alimentos alcalinos.

Recuerda, no hay evidencia alguna de que ningún alimento proteja contra la enfermedad COVID-19.

Aquellas personas que “sospechen” que experimentan alguna deficiencia de vitaminas o minerales, deben acudir al médico para una evaluación física y someterse a exámenes de laboratorio que identifiquen si verdaderamente falta determinado nutriente y, en su caso, la causa de ello.

El profesional de la salud tomará en cuenta el diagnóstico y las necesidades de cada paciente antes de establecer el tratamiento y dieta más adecuados.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico