Joroba de viuda, te decimos ¡cómo acabar con ella!
Joroba de viuda, te decimos ¡cómo acabar con ella!

Joroba de viuda, te decimos ¡cómo acabar con ella!

Si dejaste de usar ropa que deja al descubierto la parte alta de tu espalda para ocultar "imperfecciones" en esa zona, esto te interesa. Te diremos cómo eliminar la grasa de la nuca y acabar con la llamada joroba de viuda.

También te puede interesar 5 ejercicios para adelgazar brazos y espalda

Cómo eliminar la grasa de la nuca

A la mayoría de mujeres les molesta acumular grasa en la cintura, piernas o glúteos, por ello dedican varias horas en el gimnasio con tal de eliminarla.

Sin embargo, el problema también puede aparecer en la parte posterior y alta del cuello, entre los omóplatos, donde se concentra la grasa dorsocervical, popularmente llamada joroba de viuda (o de búfalo).

Grasa dorsocervical
Cuando la grasa se acumula entre los omóplatos, pocas se atreven a lucir la espalda libremente.
Foto: Hanna Postova on Unsplash.

Aunque no es propiamente un signo de enfermedad, la grasa de la nuca suele ser tan notoria que muchas personas ven afectada su autoestima y temen mostrar su espalda desnuda.

Varios factores pueden causar la grasa dorsocervical, por ejemplo:

Si el médico considera que el exceso de peso es responsable de la joroba de viuda que presentas, una dieta adecuada y ejercicio constante serán medidas suficientes para eliminar la grasa de la nuca.

Ejercicios para eliminar la joroba de viuda

Cualquier actividad física que te ponga de buen humor es útil para quemar calorías y eliminar grasa, aunque los ejercicios que específicamente ayudan a combatir la joroba de viuda incluyen:

Grasa dorsocervical
Además de fortalecer tus brazos, las lagartijas reducirán la grasa acumulada en la nuca.
  • Lagartijas. La mayoría conoce los beneficios de este ejercicio, como fortalecer los músculos de brazos, tronco y espalda; la práctica constante (a diario, si es posible) y correcta (bajo la supervisión de un experto) reduce poco a poco la acumulación de grasa entre los omóplatos.
  • Ejercicios para la barbilla. Te ayudarán a fortalecer los músculos y a mejorar tu postura. De pie, con la espalda erguida, mueve suavemente la barbilla hacia atrás (como formando "papada"), al tiempo que estiras el cuello y la columna vertebral. Repite este movimiento varias veces al día, ya sea en casa u oficina.
  • Hombros en movimiento. De pie o sentada, sube y baja los hombros varias veces (como si intentaras tocar tus orejas) hasta sentir la tensión en el cuello; además de reducir la grasa entre los omóplatos y parte superior de la espalda, este movimiento también brinda descanso al cuello en días de gran tensión laboral, por ejemplo.
  • Flexiones con brazos. De pie, con las piernas ligeramente separadas y espalda recta, sube y baja los brazos rectos (para mayor fuerza, puedes añadir un par de mancuernillas) hasta la altura de los hombros varias veces.

Recuerda mantener una buena postura en todo momento, ya que es clave para prevenir la acumulación de grasa dorsocervical. Además, cuando pasas gran parte del día con el cuerpo inclinado hacia adelante, el peso extra que esto supone afecta la espalda y puede dañar las vértebras cervicales.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mié, 24/04/2019 - 10:50