Color de flujo vaginal, ¿qué significa?
Color de flujo vaginal, ¿qué significa?

Color de flujo vaginal, ¿qué significa?

¿Alguna vez has pensado en la importancia que tiene el color de flujo vaginal para tu bienestar? Si no lo has hecho porque te parece un tema incómodo o de esos que sólo se tocan en caso de enfermedad, ¡te equivocas!, su apariencia y textura dicen mucho de tu salud.

También te puede interesar 5 causas de ardor en labios vaginales

Color de flujo vaginal, ¿siempre es igual?

Ese líquido que sale a diario de tu zona íntima es producido por las glándulas de la vagina y del cuello uterino, es decir, es totalmente normal; su función es ayudar a expulsar del cuerpo las células "viejas" que revestían la vagina para mantener este órgano sano y limpio.

Por lo general, el flujo vaginal es claro o lechoso y carece de mal olor, sin embargo, estas características pueden cambiar a lo largo del ciclo menstrual; entender el "significado" de esta información puede ayudarte a saber cómo está tu salud.

Cambios en el color del flujo vaginal

El hecho de que el flujo vaginal modifique sus características no siempre se relaciona con una enfermedad; por ejemplo, suele ser más espeso cuando estás ovulando, mientras amamantas o si estás sexualmente excitada.

Sin embargo, otros cambios en el color del flujo vaginal pueden advertir que algo no funciona de manera adecuada en tu cuerpo:

  • Flujo vaginal blanco (parecido al requesón): aparece en caso de infecciones por hongos, acompañado de hinchazón y dolor alrededor de la vulva, además de intensa picazón.
  • Flujo vaginal gris, amarillento o blancuzco: suele presentarse en caso de vaginosis bacteriana; otros síntomas son picazón o ardor, enrojecimiento e hinchazón de la vagina, además de fuerte olor a pescado (sobre todo, después del sexo o de lavar la zona con jabón).
  • Flujo vaginal verdoso, amarillento o acuoso/burbujeante: es claro signo de tricomoniasis, especialmente después del periodo menstrual; se acompaña de olor desagradable, picazón y dolor al orinar.

Si identificas que el color de tu flujo vaginal es distinto al habitual, lo mejor es acudir al médico, pues la razón podría ser que en tu cuerpo existen bacterias causantes de infecciones o bien, que estás usando de manera incorrecta duchas vaginales, jabones o aerosoles de higiene femenina.

La mejor información sobre el color del flujo vaginal y sus modificaciones a lo largo del ciclo menstrual, siempre proviene de un profesional de la salud. ¡Acude al médico!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Jue, 17/01/2019 - 10:51