Cómo enseñar a tu hijo a tener empatía
Cómo enseñar a tu hijo a tener empatía
Niños Artículo

Cómo enseñar a tu hijo a tener empatía

Ponerse "en los zapatos" de una persona que pasa un momento difícil y ayudarla, es gesto que puede hacernos más felices a unos y otros. Si tienes pequeños en casa, conoce cómo enseñar empatía a los niños con actividades sencillas que, a largo plazo, los convertirán en adultos saludablemente empáticos.

También te puede interesar Cómo ayudar a un hijo inseguro

Actividades para enseñar empatía en los niños

La empatía significa tener consideración hacia los demás, lo cual se aprende con el ejemplo, y qué mejor que transmitirlo en casa a través de normas claras y el lenguaje cotidiano entre padres e hijos.

En general, los comportamientos que favorecen la convivencia se pueden enseñar en los niños a partir de los 4 a 6 años, etapa en la que nace la empatía (ya pueden darse cuenta de la relación con los demás); para ello, los padres son los mejores maestros.

Expertos en educación infantil aseguran que establecer normas y límites claros es el camino más adecuado para enseñar empatía a los niños; de esta forma, los pequeños comienzan a distinguir entre una conducta que "está bien" de otra que "está mal".

Desde dar las gracias…

Aunque es difícil explicar a un niño qué es la empatía, ciertas actividades o comportamientos pueden ayudar a los padres a conseguir este propósito, por ejemplo:

  • Acostumbrarse a dar las gracias. Cada vez que alguien halague a tu pequeño, le obsequie algo o elogie su buen comportamiento en la mesa, por ejemplo, anímalo a decir: "¡Gracias!" De esta forma, estarás transmitiéndole la importancia de reconocer los sentimientos del "otro".
  • Lean cuentos juntos. La literatura infantil está llena de pasajes especialmente redactados para los pequeños, de manera que es fácil encontrar historias que ejemplifiquen el valor de la empatía con sencillas palabras y personajes adorables.
  • Habla de tus amistades. La forma en que los papás conviven con sus propios amigos, es el mejor ejemplo de empatía para los pequeños; si observan tu sensibilidad para entender los problemas de tus amistades o las difíciles circunstancias de los demás, aprenderán el significado de "ponerse en los zapatos" de alguien más.
  • Niños empáticos
    Compartir sus pertenencias con los demás, ayuda a tener niños empáticos.
  • Anímalo a prestar sus pertenencias. Desde un balón de futbol, hasta libros o algún moderno dispositivo, los niños pueden compartir sus pertenencias con sus amigos y, a la vez, aprender a cuidarlas. Educar con empatía también significa mostrarles formas de ser generosos y comprender lo que el otro puede sentir o necesitar.
  • Jueguen. La actividad llamada "el juego de los zapatos" es excelente para este objetivo. Los niños se sientan formando un círculo y se quitan los zapatos; después, se pondrán los del amigo que tengan a la derecha. Un adulto deberá hacer preguntas a cada jugador, quien responderá como si fuera el "dueño de los zapatos". Así, los chiquillos aprenden a ponerse en el lugar de su compañero, de "meterse en su piel".

Aunque sean pequeños, están listos para comenzar a practicar comportamientos empáticos que faciliten la convivencia en la escuela, en el parque y, por supuesto, en casa.

Si te interesa saber cómo enseñar empatía a los niños, estas recomendaciones pueden ser de gran utilidad. ¡Practícalas y cuéntanos tu experiencia!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Mar, 29/01/2019 - 15:51