Relación tóxica madre e hija
Relación tóxica madre e hija
Artículo

Relaciones tóxicas madre e hija, ¿pueden resolverse?

Aunque cuesta aceptar que los lazos familiares pueden dañar, la realidad brinda ejemplos constantemente y uno de ellos lo protagonizan la cantante Alejandra Guzmán y su hija Frida Sofía. ¿Qué ocurre en las relaciones tóxicas madre e hija?

También te puede interesar: Madres que odian a sus hijas

Lazos difíciles

Por su rol tradicional de cuidadoras y el vínculo que establecen con sus hijos a lo largo de los primeros años de vida, el papel de las madres es fundamental para el crecimiento y desarrollo de cualquier persona; por ello, cuando están ausentes la mayor parte del tiempo, las consecuencias suelen complicar la vida de los hijos, pues la primera necesidad de un niño es sentirse amado, atendido y orientado, en especial, por su mamá.

Vínculos saludables madre e hija

Si esto no ocurre, se produce una desprotección (tanto física como emocional) que deja profundas heridas en los pequeños, lo cual ha sido externado por la propia Frida Sofía a través de sus redes sociales y en entrevistas con distintos medios de comunicación.

En sus mensajes, la joven de 27 años ha explicado varias razones que la han llevado a distanciarse de su famosa progenitora: haber crecido "sola", ver que Alejandra Guzmán abusaba de drogas y alcohol, manteniendo relaciones amorosas complicadas y, en los últimos años, relacionándose con hombres que, luego de haber sido pareja de Frida, salían ¡con su mamá!.

Madres que compiten con sus hijas

Cuando preocuparse por mantener una imagen saludable llega al límite de querer lucir la misma figura que se tenía en la adolescencia, surgen problemas que afectan a más de uno.

Madres tóxicas

Por ejemplo, algunas mujeres que viven pendientes de mantener una silueta impecable y joven, establecen cierta competencia con sus hijas, quienes lucen exactamente como las madres tóxicas desearían verse.

Al parecer, ese tipo de "rivalidad" ha causado enfrentamientos en la relación entre Alejandra Guzmán y su hija, quien confiesa que le molestan los vínculos que su madre establece con algunos de sus "ex".

Los psicólogos aseguran que esta "competencia" estalla, en general, cuando la mujer se encuentra al borde de la menopausia (la cantante tiene 51 años) y sobrevalora la juventud. Lo que busca, afirman expertos, es "detener el paso del tiempo" y para eso apela a recursos como vestir o hablar igual que sus hijas, tener similares gustos por determinadas actividades e incluso, relacionarse con las mismas personas.

En consecuencia, este comportamiento genera una relación tóxica entre madres e hijas con la que ambas salen perjudicadas.

¿Qué hacer para arreglar una relación tóxica?

Frida Sofía ha expresado en sus redes sociales que siempre deseó tener una "familia normal" para regresar a casa y encontrar ahí a una mamá dispuesta a charlar sobre sus necesidades y sentir su presencia (física y emocional).

La realidad fue distinta y hoy es tarde para modificarla; por el contrario, lo más sensato para superar esa relación tóxica entre madre e hija sería aceptar el pasado, perdonar y seguir adelante libres de rencores, ya sea que convivan a diario o se reúnan eventualmente.

Los desacuerdos y problemas están presentes en todas las familias (con o sin fama), al igual que la necesidad de ser queridos y respetados tal como somos. Si las personas aceptan dialogar y perdonarse de corazón, aceptando también los errores del pasado y comprometiéndose a no repetirlos, el vínculo emocional puede recuperarse tanto como la salud mental.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruiz Mata

Laura Ruiz Mata Última actualización: Jue, 06/06/2019 - 13:09