Hipertrofia ventricular izquierda e hipertensión
Hipertrofia ventricular izquierda e hipertensión
Artículo

Hipertrofia ventricular izquierda, "amiga" de la hipertensión

La hipertensión arterial es una de las afecciones más letales, ya que un descontrol en el intercambio del riego sanguíneo puede ser el detonante de problemas muy severos, uno de ellos la hipertrofia ventricular izquierda.

También te puede interesar: Hipertensión

De la mano de hipertensión arterial

La hipertrofia ventricular izquierda (HVI), trastorno que no es fácil de comprender a primera vista pero que guarda relación estrecha con la hipertensión arterial (presión sanguínea elevada), enfermedad que cada año cobra la vida de aproximadamente 6,000 mexicanos, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Es interesante saber que la bóveda fundamental del músculo cardíaco es el ventrículo izquierdo. Desde allí se bombea la sangre oxigenada a la aorta, vaso sanguíneo de buen grosor que se encarga de distribuir este vital líquido a los tejidos corporales. Sucede que el órgano del que hablamos puede hacerse más grande y grueso de lo habitual (hipertrofia) cuando es sometido a esfuerzo excesivo, lo que en términos médicos se conoce como HVI.

Si se padece esta disfunción, es muy posible que el fluido sanguíneo sea insuficiente y propicie isquemia cardíaca (falta de oxígeno), infarto de miocardio (muerte de parte del tejido del músculo cardíaco) o insuficiencia cardíaca (incapacidad de este órgano para bombear sangre adecuadamente).

Voz especializada

La HIV es señal de alarma de una enfermedad de base que no está controlada. Hablamos de la hipertensión arterial, que provoca que el corazón tenga menos capacidad de destensarse y recibir sangre en el momento de la diástole (período en que el músculo cardíaco se relaja después de una contracción), dice el Dr. Carlos Sierra Fernández, médico internista de la Universidad La Salle y médico residente del Instituto Nacional de Cardiología, ambos en la Ciudad de México.

Las personas obesas, sedentarias y que rebasan los 40 años de edad son las que tienen mayor riesgo de verse afectadas, pero no hay que olvidar a quienes han sido diagnosticadas con problema definido como estenosis de la válvula aórtica (disminución del tamaño de la estructura que hace pasar la sangre del corazón a la aorta), o a quien padece miocardiopatía obstructiva, que se refiere a un tipo hereditario de HVI que promueve que el flujo sanguíneo que se dirige a la aorta sea más lento de lo habitual, debido al desarrollo excesivo del músculo cardíaco.

Recomendaciones médicas

Muchas personas presentan HVI debido a problema congénito (de nacimiento), lo cual requiere tratamiento específico e individualizado, pero en general se pueden seguir ciertas recomendaciones para los pacientes que sufren presión arterial elevada.

Así, será fundamental seguir al pie de la letra la prescripción de los medicamentos antihipertensivos y la adopción de un estilo de vida favorable, que se traduce en la práctica regular de ejercicio, dieta saludable para mantener el peso corporal en los parámetros aceptables y abandonar el tabaquismo.

“Se puede detener la progresión de la HVI y con ello evitar una mala experiencia relacionada con insuficiencia cardíaca, pero para estar a salvo hay que controlar los niveles de colesterol y azúcar, y mantenerse en buenas condiciones de salud en general”, comenta el Dr. Sierra Fernández, quien señala a manera de conclusión que un adulto debe tener en su agenda personal una cita con un médico internista al menos una vez al año.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Salud y Medicinas

Gaby Matus Última actualización: Lun, 04/04/2011 - 10:03