Así debes limpiar el pene después de ir al baño

    SyM
Mejora la limpieza de tu pene al orinar
Procura mejorar la limpieza de tu pene al orinar para evitar infecciones

Muchos hombres viven con la idea errónea de que limpiarse después de orinar es solo cosa de mujeres, pero no hacerlo genera  severas infecciones en tu cuerpo. ¿Cómo debe limpiar un hombre su pene al orinar? ¡Te lo contamos!

Bien se sabe que es una obligación limpiarse por higiene y salud después de ir al baño, ¿pero por qué no lo estamos haciendo con nuestro pene? ¿Es suficiente con sólo sacudir el miembro masculino?

La verdad es que no, no todas las gotas de orina caen en el movimiento, y pueden llegarse a quedar en el glande, y gracias al prepucio, expandirse y abarcar una mayor área. Esto provocará un mal olor en tu cuerpo y en tu ropa interior, ya que tus calzones absorberán un poco de la humedad durante todas las veces que orines al día. ¿Desagradable, no?

La verdad la solución es simple, limpiarse con un trozo de papel puede marcar la diferencia entre un día con mal olor y posibles infecciones, a un pene limpio y saludable.

Hazlo un hábito

Después de sacudir tu pene, quita las gotas restantes en tu glande y asegúrate de que esté seco, para que la humedad no produzca mal olor, smegma u hongos.

Este hábito de limpiar tu pene después de orinar, junto con un aseo adecuado al momento de bañarte, hará que tú y tu pene se sientan mejor, inclusive tu pareja te lo agradecerá.

¿Cómo debo limpiar mi pene al bañarme?

Es muy sencillo. Los urólogos, así como especialistas del IMSS en su promoción de la salud recomiendan seguir estos 3 pasos:

  • Con un movimiento suave, retrae el prepucio de la cabeza del pene.
  • Lava con agua tibia y jabón el glande y el pliegue interior del prepucio.
  • Seca y regresa el prepucio a la cabeza del pene.

También te puede interesar: Higiene íntima, goza plenamente tu sexuaidad

¿Ves? Conocer cómo debe limpiar un hombre su pene al orinar, es sencillo y tiene grandes beneficios, desde mejorar la higiene hasta evitar contraer o contagiar una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).

Si presentas alguna irritación o malestar, cambia tu jabón o evítalo, haciendo que la limpieza solo sea con el agua tibia. Y si el mal persiste, acude a tu médico de confianza.

descarga este artículo en PDF