Estrés infantil, estas son las causas

Estrés infantil causas
¿Es verdad que el estrés infantil tiene causas que pueden evitarse?

No dormir bien es igualmente dañino para chicos y grandes, y la prueba de ello es que los niños sufren las consecuencias de inmediato. Conoce más sobre el estrés infantil, causas y cómo evitar que tus hijos lo experimenten.

También te puede interesar Los niños también se estresan

Estrés infantil: causas

Aunque parece que la vida de los pequeños es perfecta porque "todo es juegos y diversión", la realidad es que también tienen preocupaciones y pueden sufrir estrés en cierta medida.

En infantes de edad preescolar, la separación de sus padres puede generarles ansiedad; a medida que crecen, las obligaciones en la escuela o las relaciones con sus amigos pueden estresarlos.

El hecho de no descansar de forma adecuada por la noche, también es factor peligroso.

De acuerdo con estudio del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), en Guadalajara, Jalisco, los niños (8 a 11 años) que duermen poco tienen mayores niveles de estrés.

Como parte de la investigación, se midieron las cifras de cortisol en muestras salivales de los pequeños para identificar el nivel de hidrocortisona (hormona producida por las glándulas suprarrenales) liberada como respuesta al estrés.

Uno de los resultados identificó una relación más o menos directa entre cantidad de sueño y niveles de cortisol, es decir, aquellos pequeños que reportaron dormir poco, mostraron mayor cantidad de esta hormona.

"Encontramos que los niños informaban dormir poco y algunas de las razones tenían que ver con el uso de dispositivos electrónicos", señaló Everardo Camacho G., coordinador del Doctorado en Investigación Psicológica del Departamento de Psicología y Educación del ITESO.

Estres infantil
El uso de dispositivos electrónicos impide que los niños descansen y les provoca estrés.

Igualmente, el investigador advirtió que el hecho de dormir poco puede tener efecto en el rendimiento escolar infantil, en su nivel de atención y capacidad de aprendizaje, entre otros aspectos.

Síntomas de estrés infantil

Aunque no es sencillo identificar los signos, se sabe que el estrés en los niños puede provocar cambios a corto plazo en la conducta, como:

  • Cambios de humor.
  • Mal comportamiento.
  • Cambios en los patrones del sueño.
  • Mojar la cama.
  • Dolor de estómago.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultades para concentrarse o terminar las tareas escolares.

Incluso, expertos de la Fundación Nemours, en Estados Unidos, señalan que los niños más pequeños pueden mostrar signos de reacción frente al estrés adoptando nuevos hábitos, como chuparse el dedo, enroscarse elcabello con el dedo o meterse el dedo en la nariz.

Los mayores, por su parte, pueden comenzar a mentir, a agredir a otras personas o a desafiar a la autoridad.

En casos de estrés infantil más serio, el afectado puede sufrir pesadillas, dificultad para separarse de sus padres, reacciones exageradas a problemas menores o bien, cambios radicales en su desempeño académico.

Consejos antiestrés infantil

Al igual que ocurre con los adultos, el descanso adecuado y la nutrición correcta pueden ayudar a combatir el estrés en niños.

Igualmente, la manera en que los padres enfrenten situaciones estresantes puede ser un ejemplo para que los pequeños aprendan habilidades para superarlas.

Recuerda que cierto nivel de estrés es normal en la vida, de manera que los niños deben saber que está bien sentir enojo, temor o ansiedad de vez en cuando, pero cuando el problema sale de control, lo mejor es aprender a manejarlo.

descarga este artículo en PDF