Tipos de prebióticos que sanarán tu digestión

Tipos de prebióticos que sanarán tu digestión

¡Seguro los has comido sin darte cuenta! Los prebióticos son carbohidratos especiales que fortalecen tu intestino. Descubre los tipos de prebióticos que existen y dónde encontrarlos.

También te puede interesar: Microbiota intestinal saludable, así puedes lograrlo

Quizá conozcas los probióticos, organismos vivos que mantienen la salud de los intestinos. Pero los prebióticos son algo más.

¿Qué son los prebióticos?

La Organización Mundial de Gastroenterología nos explica que los prebióticos son un tipo de carbohidrato que no puede ser digerido. Sí, leíste bien, no se digieren.

Esto es muy importante ya que, para funcionar bien, todos los tipos de prebióticos deben llegar intactos al intestino, por eso pasan sin problema los ácidos estomacales.

Tipos de prebióticos
El yogurt es un alimento famoso por contener varios tipos de prebióticos.

¿Qué hacen los prebióticos?

La función principal de los prebióticos es crear el ambiente perfecto para que los probióticos y la microbiota intestinal puedan sobrevivir.

También te puede interesar: Conoce tu microbiota intestinal

Para que te des una idea, en promedio existen 40 trillones de células bacterianas viviendo en este momento en tu intestino y los prebióticos las mantienen sanas.

Además, los diferentes tipos de prebióticos ayudan a:

  • Eliminar el colesterol "malo".
  • Absorber minerales como el calcio.
  • Combaten el estreñimiento.
  • Previenen el cáncer de colon.
Tipos de prebióticos
Existen otros tipos de prebióticos sintéticos para casos de estreñiniento crónico.

Tipos de prebióticos

Los prebióticos se obtienen de alimentos naturales y/o fermentados. Dependiendo de su origen serán sus características y bondades.

Oligofructosa: reduce los triglicéridos y el riesgo de diabetes, ya que ayuda a la absorción del complejo B. Se encuentra en leche, yogurt y panes integrales.

Inulina: ¡fibra pura contra la obesidad! Este prebiótico se encuentra en alcachofas, ajo, cebolla, puerros, espárragos, trigo y plátano.

Lactulosa: para casos más fuertes, existen prebióticos sintéticos como la lactulosa, auxiliar en el tratamiento de diarrea y estreñimiento crónico o pacientes con problemas en el hígado.

¿Cuántos prebióticos debo comer?

Es difícil decir a ciencia cierta qué cantidad de prebióticos tienen los alimentos. No obstante, se recomienda consumir entre 5 y 10 gramos de prebióticos al día, es decir, de 2 a 5 porciones de alimentos con prebióticos cada 24 horas.

Ahora que sabes qué son y los tipos de prebióticos que existen, ¡consúmelos todos los días! Tu intestino te lo agradecerá.

descarga este artículo en PDF