Diarrea por uso de antibióticos

  • SyM - Laura Ruiz
Diarrea por antibióticos, síntomas y tratamiento
Cuando los antibióticos matan bacterias dañinas, también alteran las bacterias buenas y se produce la diarrea.

Después de un tratamiento con ciertos fármacos, es bastante frecuente presentar heces acuosas, por ello conviene saber por qué los antibióticos causan diarrea e identificar los síntomas, así como la forma de prevenirla.

Colitis seudomembranosa

Se calcula que en el cuerpo humano se esconden billones de microorganismos, la mayoría cumpliendo funciones benéficas e importantes para la vida y la salud. Sin embargo, la bacteria Clostridium difficile (C. difficile) no está en ese "grupo amigable", de manera que cuando se multiplica, provoca infección del intestino grueso (colon) también llamada colitis seudomembranosa.

Esta bacteria se encuentra normalmente en el intestino, pero suele proliferar cuando una persona toma antibióticos; el microorganismo libera una sustancia (toxina) potente que causa inflamación y sangrado en el revestimiento del colon.

Diarrea asociada a antibióticos

Cualquier medicamento para controlar bacterias puede generar esta afección, aunque la mayoría de veces, los antibióticos que causan diarrea son:

  • Ampicilina.
  • Clindamicina.
  • Fluoroquinolonas.
  • Cefalosporinas.

Además del uso de estos fármacos, otros factores de riesgo para sufrir diarrea postanbiótica incluyen edad avanzada, recurrir a medicamentos que debiliten el sistema de defensas (por ejemplo, para casos de cáncer, es decir, quimioterapia), haberse sometido recientemente a una cirugía y tener antecedentes de colitis seudomembranosa, entre otros.

Síntomas de diarrea asociada a antibióticos

Una persona afectada eliminará heces blandas o acuosas mientras está consumiendo antibióticos. Generalmente, la diarrea se mantiene hasta por 7 días y puede comenzar entre el 2º y 8º día de uso del medicamento (aunque puede comenzar varios días después de haber finalizado el tratamiento contra las bacterias).

En ocasiones, también se presentan otros síntomas, como:

  • Necesidad urgente de defecar.
  • Dolor de estómago.
  • Cólicos abdominales.
  • Debilidad.
  • Heces con sangre.
  • Fiebre.

¿También en niños?

Se calcula que 1 de cada 5 pequeños puede sufrir diarrea cuando se encuentran tomando antibióticos, aunque es menos frecuente si son menores de dos años.

Afortunadamente, se trata de una diarrea leve, siempre que el niño no se deshidrate, de ahí la importancia de que los papás identifiquen los signos de la falta de líquidos y cómo tratarlos.

Tratamiento

En general, la diarrea causada por antibióticos desaparece en poco tiempo, es decir, suele ser leve y nada perjudicial.

En la mayoría de casos, una vez que se suspende el antibiótico, las heces acuosas también desaparecen (no es necesario utilizar antidiarreicos); sin embargo, cuando es imposible dejar de usar el fármaco, el médico puede iniciar tratamiento para la infección por Clostridium difficile.

Otras medidas que pueden disminuir la aparición de diarrea por Clostridium difficile son:

  • Beber soluciones con electrolitos (para evitar deshidratación), además de líquidos en abundancia (evitar refrescos o bebidas con cafeína).
  • Usar probióticos.
  • Evitar temporalmente productos lácteos y alimentos con trigo y fibra o picantes (pueden empeorar la diarrea).
  • Lavarse las manos (con agua y jabón) antes de comer y después de ir al baño.

Además de permitir al enfermo recuperar la salud, el uso responsable de antibióticos también puede ayudar a prevenir casos de diarrea asociada a estos medicamentos, o bien, identificar aquellos que pueden causarla y, en su caso, el médico puede determinar las alternativas para sustituirlos.

descarga este artículo en PDF